Qué hacer si te acusan de un robo (delito de robo)

¿Te han acusado de un robo? ¿Alguien, quizás la policía, te acusa de cometer un robo? Si alguien te acusa de cometer un robo, especialmente si es la policía quien te acusa, tu vida se convierte en una pesadilla. Pero si no buscas pronto ayuda, la pesadilla se va a convertir en realidad.

En este artículo te explicamos lo que debes hacer si alguien te acusa de un robo o de cometer un delito de robo.

Averigua exactamente de qué se te acusa

Lo primero es saber si te han acusado de un delito de hurto o un delito de robo, porque mucha gente confunde los dos términos. Los dos delitos están contemplados en el Código Penal, pero las penas para cada uno de estos delitos son muy distintas.

El delito de hurto

Hurtar es coger que no es tuyo sin el permiso de su dueño. La ley establece una diferencia si lo que coges tiene poco valor o es algo valioso. En concreto, la ley establece el límite de 400€. Si lo que has cogido vale menos de 400€, entonces se trata de un delito leve de hurto, que se sanciona sólo con una multa. Sin embargo, si lo que has cogido tiene una valor de más de 400€, entonces el delito de hurto ya no es leve y se sanciona con hasta seis meses de prisión.

delito de robo

El delito de robo

El delito de robo se diferencia del delito de hurto no en la cantidad sino en el uso de la fuerza. Para robar algo se requiere forzar una cerradura o arrebatárselo por la fuerza a su propietario o intimidarlo para que te lo entregue. Lo primero se llama robo con fuerza y siempre se refiere a forzar algo para robar, por ejemplo, romper la ventanilla de un coche para robar en su interior, o forzar la cerradura de una casa para entrar a robar en su interior. Lo segundo se llama robo con violencia. La violencia siempre se ejerce sobre las personas, no sobre las cosas.

Si no hay fuerza o violencia, siempre se trata de un delito de hurto. Al contrario, si hay fuerza, siempre se trata de un delito de robo, aunque lo que hayas robado sea una cosa de poco valor.

El robo con fuerza o con violencia está penado con hasta 3 años de prisión. El robo nunca se castiga con multa.

Si para intimidar a la víctima del robo utilizas un arma, el robo se castiga con hasta 5 años de prisión.

Busca un abogado experto en robos

Si te acusan de haber cometido un robo lo primero que debes hacer es buscar asesoramiento legal, es decir, contactar con un abogado. En teoría, cualquier abogado puede asesorarte y defenderte en un juicio, pero no deberías confiar tu futuro a cualquier abogado.

Mucha gente confía su suerte, por ejemplo, al hijo de su vecina, que acaba de terminar la carrera de derecho, o a su gestor, que también es abogado, o al primer abogado que encuentra, o a un familiar que es abogado, sin preguntar si son expertos en temas penales (delitos). No cometas ese error. No contactes con cualquier abogado, busca un abogado que sea experto en robos, es decir un buen abogado penalista.

Gasco Abogados

Abogado en Madrid especialista en robos

PRIMERA CONSULTA GRATUITA

Tfno. 913 642 363

La defensa de un delito de robo

Según la ley en España, cualquier persona tiene derecho a la defensa de un abogado. En este caso, la defensa la debería llevar un buen abogado penalista.

Por ejemplo, que alguien te acuse de un robo con intimidación y uso de arma de fuego es algo muy grave y la policía y los fiscales se toman muy en serio perseguir este tipo de delito. Por eso harán un trabajo muy exhaustivo. Cualquier defensa para este tipo de delito debe hacerse de manera muy profesional a través de un abogado que tenga experiencia en este tipo de delito, un abogado especialista en robos.

La presunción de inocencia del detenido por robo

No hay que olvidar que en un juicio por un robo la carga de la prueba recae siempre sobre la acusación, es decir que es el fiscal el que tiene que demostrar que has cometido el delito, y no es tu abogado el que tiene que demostrar que no eres culpable. Por eso el trabajo de tu abogado se debería centrar en desmontar la evidencia que presente el fiscal para intentar demostrar que has cometido el delito. Basta que se generen dudas en la mente del juez para que al no tener la certeza de que eres el autor de dicho delito te deje en libertad y te declare no culpable (que aunque no es lo mismo que inocente, las consecuencias son la libertad inmediata sin cargos).

La cadena de custodia de las pruebas del delito de robo

Por ejemplo, las pruebas que se presenten en juicio deben estar sometidas a una cadena de custodia. Si se rompe la cadena de custodia, tu abogado debería solicitar al juez que no se acepten como prueba en un juicio. Esto podría suponer que la sentencia fuera menor, al no existir la prueba de que el robo se hizo utilizando un arma de fuego.

Si no se puede probar que has utilizado un arma de fuego para cometer el delito de robo, esto podría suponer que el fiscal en lugar de pedir una pena de cinco años de prisión, tan sólo pidiera una pena de dos años de prisión, por lo que el juez, en el caso de que salieras condenado, podría suspender la pena y mandarte a la calle. Eso sí, procura no cometer otro delito, porque tendrías que cumplir la pena que está suspendida y la nueva pena.

Los derechos del detenido por robo

Si las pruebas que presenta la policía no son admitidas por el juez, el caso podría archivarse o podrías resultar inocente de los cargos que presente el fiscal en tu contra. Por eso necesitas un buen abogado que sepa si se han violado alguno de tus derechos como detenido o no se han respetado todas las garantías procesales durante la investigación del delito. La diferencia entre tener un buen abogado y tener un mal abogado puede ser salir en libertad del juicio o con una condena de cinco años de prisión.

La rueda de reconocimiento del culpable del robo

En casi todos los casos de un robo con violencia, la principal prueba de cargo contra el delincuente consiste en que la supuesta víctima tiene que reconocer al autor del crimen entre una serie de fotografías o entre una serie de personas que se presentan alineadas delante de ella. Si la identificación del acusado era clara y no estaba predeterminada de alguna manera, entonces el fiscal puede utilizar la prueba contra la persona que ha reconocido la supuesta víctima como autor del delito. Sin embargo, si la víctima o un testigo del crimen no estaba segura, o fue presionada por un agente con pocos escrúpulos, tu abogado puede solicitar que el juez no tenga en cuenta la prueba para dictar sentencia de culpabilidad.

Otros factores que debe tener en cuenta tu abogado en la defensa de un delito de robo es si se han respetado todos los derechos del presunto culpable. Por ejemplo, si la rueda de reconocimiento se hizo sin las debidas garantías procesales, o se han violado cualquiera de los derechos que tiene un detenido, tu abogado puede solicitar que no se admita en sala la prueba de cargo más importante contra ti. En este caso, el fiscal se vería obligado a retirar la acusación, a bajar la gravedad del delito o a conformar una pena de cárcel muy leve, que supondría que el juez suspendiera la pena y salieras libre de juicio.

La identificación del culpable del robo

Es frecuente que la víctima esté confusa sobre como era el culpable del delito. También puede ocurrir que el artista de la policía que hizo el retrato robot dibujara por error unos rasgos que coinciden con los de una persona inocente, lo que hace que la supuesta víctima del delito identificara a la persona equivocada en la rueda de reconocimiento.

La utilización de la violencia durante el robo

Hay una gran diferencia en la pena entre un robo y un hurto. A veces la línea entre intimidar a alguien y tomar algo sin su permiso es muy fina, y un buen abogado puede argumentar a favor de la ausencia de intimidación en el crimen. Igualmente, la violencia es algo que está muy claramente definido en el Código Penal, y no siempre coincide con lo que la supuesta víctima del crimen entiende por violencia. Un buen abogado penalista sabe cómo obtener esta información de la víctima durante su turno de preguntas.

La utilización del arma del robo

Si la supuesta víctima no puede asegurar que el delincuente llevaba un arma o no puede identificar el tipo de arma que llevaba el supuesto criminal, entonces tu abogado puede alegar que no hay prueba de que se haya utilizado ningún tipo de arma para cometer el crimen. Otra razón para eliminar la prueba del delito es si se ha roto la cadena de custodia, algo que sólo los mejores abogados saben determinar y alegar en juicio.

La coartada

Otra forma de demostrar que no eres el autor de un delito de robo es ofrecer una coartada. Por ejemplo, si puedes demostrar mediante testigos que el día se se cometió el robo tú estabas en otro sitio, el fiscal tendrá que retirar los cargos contra ti o el juez te declarará inocente.

Los testigos del robo

Tu abogado también puede intentar desacreditar el testimonio de los testigos que dicen que te vieron en el lugar de los hechos. Puede por ejemplo que los testigos no vieran bien a la persona que cometió el robo, por lo que su testimonio no es fiable. También puede ocurrir que los testigos tengan algo contra ti, y por lo tanto su testimonio es interesado, no se puede considerar imparcial.

Las grabaciones del robo

Tu abogado también puede intentar que no se admita como prueba las grabaciones realizadas sin garantías, ya que pueden haber sido manipuladas para hacer parecer que has hecho algo que realmente no has hecho.

El uso de sustancias por el delincuente

Otra posibilidad de defensa para tu abogado es alegar que en los momentos en que cometiste el delito estabas bajo la influencia de alguna droga. Aunque esto no te convierte en inocente, puede ser una circunstancia atenuante que haga que el juez sea más benévolo en su pena, especialmente si has comenzado algún tratamiento de rehabilitación.

La presión de un tercero

Otra posibilidad de defensa consiste en no negar que eres el autor de los hechos, pero que en realidad te viste obligado a participar por la presión o las amenazas de una tercera persona. Este tipo de situación también se puede tener en cuenta como atenuante y el juez puede imponer una pena menor e incluso sustituir la pena por trabajos en beneficio de la comunidad.

Conclusiones

Dado que la sociedad criminaliza a cualquier persona que haya sido acusada de un robo con violencia y uso de arma de fuego, sea no sea de verdad culpable, los supuestos criminales se sienten acosados, confusos y abandonados. Sin embargo, tener un buen abogado penalista especialista en robos de tu lado hace que tengas esperanza de que al final de la pesadilla te vas a despertar y todo va a quedar como un mal sueño.

Si buscas un buen abogado penalista con experiencia en defender a personas acusadas de haber cometido un robo, llama a Gasco Abogados.