Abogado experto en delito de allanamiento de morada en Móstoles

¿Buscas un abogado en Móstoles especializado en allanamiento de morada? Nosotros te podemos ayudar. Nuestro despacho cuenta con abogados especializados en la defensa de personas que han sido acusadas de un delito de allanamiento de morada.

Abogado especialista en allanamiento de morada

en Móstoles

Si buscas un abogado en Móstoles especializado en la defensa de personas acusadas allanamiento de morada, no te pongas en manos de cualquier abogado, aunque sea un abogado de Móstoles cerca de donde vives o trabajas o un abogado recomendado por un amigo o un familiar.

Si necesitas un abogado experto en allanamiento de morada, busca un abogado que tenga experiencia en este delito.

Los abogados penalistas de Gasco Abogados cuentan con una gran experiencia en la defensa de personas que han sido acusadas de cometer un delito de allanamiento de morada.

El delito de allanamiento de morada den el código penal

delito de allanamiento de morada

El Código Penal dice que el delito de allanamiento de morada consiste en entrar en el domicilio de otra persona sin el consentimiento de la otra persona o permanecer en la misma en contra de su voluntad.

El domicilio de una persona se considera un derecho fundamental y está especialmente protegido en nuestro ordenamiento jurídico.

También se considera allanamiento de morada entrar en un establecimiento público por la fuerza o sin el consentimiento de su propietario.

La pena por entrar en casa ajena por la fuerza o sin el consentimiento del propietario es de 6 meses a 2 años de prisión. Si para entrar en la casa se utiliza la fuerza o la intimidación, la pena es de 1 a 4 años de prisión y una multa de 6 a 12 meses.

El parentesco no es una excusa para entrar en casa de alguien sin permiso. Así, los padres, los hijos o los hermanos de alguien pueden estar cometiendo un delito de allanamiento de morada si entran sin el permiso del propietario de la vivienda o el local.

También se considera un delito de allanamiento de morada negarse a irse cuando se lo pide el propietario de la vivienda.

Se considera como morada no sólo una casa de ladrillo, sino también una caravana, una tienda de campaña, una chabola o la habitación de un hotel.

Entrar en un local comercial sin el permiso del titular se considera un delito leve de allanamiento de morada y se castiga con una pena de prisión de 6 meses a 1 año. Si entra mediante el uso de la fuerza o intimidación las pena puede ser de hasta 3 años de prisión.