Qué hacer si recibes una citación policial para declarar en comisaría

¿Has recibido una citación policial para declarar en comisaría? En este artículo te explicamos lo que debes hacer si recibes una citación policial para declarar en comisaría o en el cuartel de la guardia civil en relación con una investigación en curso.

Antes de ir a declarar a comisaría, deberías tomar ciertas precauciones, como mínimo consultar con una abogado especialista en derecho penal. Las cárceles españolas están llenas de personas que no tomaron ninguna precaución a la hora de ir a declarar ante la policía.

Qué hacer si nos llaman a declarar en comisaría

Puedes recibir una citación de la Policía o de la Guardia Civil para declarar en comisaría o en el cuartel a través del correo, pero también te pueden llamar por teléfono para que vayas a declarar.

Una citación policial es algo serio y estás obligado a acudir. Los cuerpos de seguridad del Estado (policía, guardia civil, mossos d’escuadra…) tienen encomendado la investigación de delitos. Esto les faculta para interrogar a cualquiera que piensen que tiene información que les puede ayudar a esclarecer los hechos, bien porque sea un posible autor o porque haya visto u oído algo.

declarar en comisaría
Qué debes hacer si te llaman a declarar a comisaría

Lo primero que tienes que hacer es comprobar si tienes que declarar como investigado o como testigo.

Hay varias razones por las que la policía o la guardia civil te pueden llamar a declarar a comisaría, por ejemplo:

  • Para ampliar información sobre una denuncia que has puesto anteriormente.
  • Para que ratifiques una denuncia que has presentado previamente.
  • Para entregarte una notificación judicial.
  • Para que declares como testigo.
  • Para que declares como sospechoso de un crimen o de un delito (para interrogarte en relación a un delito).

De todos los casos, el último es el más problemático, ya que la policía o la guardia civil están investigando un delito y están buscando pruebas o indicios para aclarar los hechos y encontrar al culpable. Puede que la policía te considere el autor de los hechos, un cooperador necesario o bien simplemente piense que estás encubriendo al verdadero culpable, lo que también es un delito.

Declarar en comisaría como investigado

Si te llaman a declarar como investigado (anteriormente imputado) quiere decir que alguien ha cometido un delito y tú estás entre los sospechosos. Obviamente si se te imputa un delito, la situación es muy seria y debes tomar ciertas precauciones para no empeorar las cosas.

Lo primero que debes saber es que como investigado tienes ciertos derechos. Tus derechos son los mismos que cuando te detiene la policía, salvo que no necesitas hacer una llamada ni que te examine el médico forense, ya que al estar en libertad puedes contactar tú mismo con un profesional.

Contacta con un abogado

Lo primero que tienes que hacer si te llaman a declarar como investigado es contactar con un abogado. No contactes con cualquier abogado. Por ejemplo, no llames a ese amigo de la infancia que terminó la carrera de Derecho pero que trabaja en una asesoría o a la hija de tu cuñado que acaba de terminar la carrera de Derecho.

Una imputación por un juez es algo muy serio como para dejarlo en manos de cualquier abogado. Necesitas un abogado que sea experto en Derecho Penal. El Derecho Penal es la rama del Derecho que se ocupa de los delitos, por lo tanto el abogado penalista es el profesional especializado en la defensa de personas acusadas de haber cometido un delito.

El abogado penalista contactará con la policía para que le muestren las actuaciones y saber exactamente de qué se te acusa. Cuando tenga clara tu situación, entonces te podrá aconsejar sobre lo que debes hacer durante la declaración en comisaría.

Declarar en comisaría como testigo

Puede que nos llamen a declarar a comisaría como testigo, no como investigado. Aunque no se nos imputa ningún crimen, nunca deberías declarar en comisaría sin la presencia de tu abogado, aunque te llamen a declarar como testigo.

Muchas veces la policía llama a declarar a personas sobre los que tienen sospechas de que han cometido un delito, pero oficialmente no les imputa nada ya que no tienen nada sólido para imputarles un delito, es decir, no les llama a declarar como investigados, sino que les llama simplemente como testigos. A veces esto lo hace para que la persona se confíe, para que no vaya acompañada de un abogado, que seguramente le diría que espere a declarar cuando esté delante del juez, y para conseguir pruebas e indicios con los que poder incriminar e imputar un delito luego.

Otras veces, la policía no piensa que has cometido ninguna acción delictiva cuando te llama a declarar y te llama tan sólo buscando tu colaboración en el esclarecimiento de algún crimen. Aún así, aunque estés completamente seguro de que no has cometido ningún acto delictivo y que la policía sólo busca tu colaboración, no está de más que vayas acompañado de un abogado, ya que tu testimonio puede afectar a terceros, quizás personas que tú conoces, incluso amigos o familiares que están siendo investigados por la posible comisión de algún delito.

Conclusión

Si te llama la policía para declarar en comisaría, ya sea como detenido, como investigado o como testigo, siempre deberías ir acompañado de un abogado, pero no de un abogado cualquiera, sino de un abogado que sea experto en temas penales, un abogado penalista.

No te puedo decir si deberías declarar en comisaría o esperar a declarar delante del juez, aunque si se te acusa de un delito casi siempre es mejor la segunda opción, pero lo que sí que es seguro es que la persona más preparada para asesorarte sobre cuál es el mejor momento para declarar en tus circunstancias es tu abogado, al que debes pedir consejo siempre antes de abrir la boca en comisaría.

Lee bien la declaración antes de firmarla

Cuando declaras ante la policía, el funcionario va a tomar nota de lo que digas. No es una transcripción literal (no se copia palabra por palabra) sino que el agente recoge lo que cree que has dicho y lo pone con sus propias palabras.

Por eso es muy importante leer la declaración antes de firmarla, porque puede que el agente que redacta la declaración no haya expresado bien lo que querías decir, bien porque no lo ha entendido o porque su forma de ponerlo no refleja bien lo que has dicho.

Si quieres rectificar algo o matizar algo, no puedes hacerlo tú mismo. Tienes que decírselo al agente, que hará los cambios si cree que son pertinentes o añadirá tus explicaciones a la declaración.

El objetivo es que la declaración escrita sea un reflejo fiel de lo que has declarado de viva voz ante el agente de policía encargado de tomarte declaración.

Si has declarado como testigo también debes leer la declaración antes de firmarla. Una declaración es un documento público y estás obligado a decir la verdad. Mentir en una declaración policial es un delito que se castiga severamente. Por eso debes leer la declaración antes de firmarla y quizás ir acompañado de abogado para que te asesore sobre si lo que vas a declarar puede tener consecuencias penales para ti o para alguno de tus familiares o conocidos.

Qué derechos tienes si recibes una citación policial

Si recibes una citación policial para declarar en comisaría como sospechoso de haber cometido un delito, tienes unos derechos, que son los mismos que si te detienen:

  • Tienes derecho a que te informen de los hechos de que se te acusa. La ley dice que te deben informar de forma clara y comprensible, aunque la realidad es que a veces no te informan tan claramente.
  • Tienes derecho a no declarar y a mantener silencio hasta pasar a disposición judicial.
  • Tienes derecho a no responder a alguna pregunta que te haga la policía.
  • Tienes derecho a no declararte culpable o confesar que has cometido un delito.
  • Tienes derecho a tener asistencia letrada de un abogado durante la declaración. Si tu abogado se encuentra lejos o no puede venir en estos momentos tienes derecho a habar con él o ella por videoconferencia. Este es un derecho irrenunciable. De hecho, si la declaración se produce sin asistencia letrada, tu abogado la puede impugnar para que no se admita como prueba en un posible juicio. Si no designas un abogado, la policía llamará al Colegio de Abogados para que designen uno de oficio, y así asegurarse de que se respetan tus derechos.
  • También tienes derecho a ver las actuaciones para saber de qué se te acusa. Esto es algo que normalmente hará tu abogado, que te informará de la gravedad de los hechos de que se te acusa.
  • Si eres extranjero y no hablas el español, tienes derecho a que te asista un interprete durante la declaración. El intérprete lo pone la administración de justicia, no hace falta que busques uno.