Qué hacer si te detienen por conducir tras haber consumido drogas

¿Te han pillado conduciendo drogado? ¿Te imputan un delito de conducción bajo la influencia de la droga? Si la Policía o la Guardia Civil te ha detenido por conducir habiendo consumido drogas, tienes un serio problema. En este artículo te explicamos lo que debes hacer si te han pillado conduciendo después de haber consumido drogas.

Qué hacer si te pillan conduciendo bajo la influencia de las drogas

El delito de conducción bajo la influencia de las drogas

Conducir bajo la influencia de las drogas es un delito muy serio que puede tener consecuencias graves para el que lo comete.

El Código Penal español prohíbe conducir si no te encuentras en condiciones por haber consumido algún tipo de droga.

Te pueden acusar de un delito de conducción bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas.

Es un delito conducir un coche o una motocicleta bajo la influencia de las drogas, pero no se considera delito conducir una bicicleta después de haber consumido drogas.

También es un delito negarse a someterse al test de detección que utiliza la Policía y la Guardia Civil si te paran en un control de alcoholemia y antidrogas.


Gasco Abogados

Abogado de Madrid especialista en delito por conducir bajo la influencia de las drogas

Tfno. 913 642 363 – Tfno. urgencias 616 456 159

PRIMERA CONSULTA GRATUITA


Los efectos de las drogas en la conducción

Los efectos de las drogas sobre la conducción dependen del tipo de droga. El cannabis, por ejemplo, disminuye el tiempo de coordinación, aumenta el tiempo de respuesta y distorsiona tu percepción del tiempo y la distancia. También hace que dejes de prestar atención al tráfico y que te cambies con frecuencia de carril.

Si mezclas el cannabis con el alcohol, tu atención disminuye gravemente y tu conducción se hace más errática.

La cocaína o la anfetamina hace que tu conducción sea más agresiva y que seas más imprudente.

Drogas legales como los opioides y las benzodiacepinas, pueden causar mareo y somnolencia. Además, también afectan tu capacidad para tomar decisiones.

Los tests de drogas

Desde marzo de 2010 la Policía española puede someter a los conductores a un test de drogas si sospecha que tiene las facultades para conducir mermadas por culpa de haber consumido drogas.

Información previa al test de saliva

Lo primero que tiene que hacer la Policía o Guardia Civil cuando te para es informar de que te va a hacer un test de drogas y que tienes obligación de hacerlo, que no te puedes negar. Luego te van a informar de que tienes derecho a solicitar un contraanálisis, es decir, un análisis de sangre, en el caso en que el test de saliva salga positivo.

El test de saliva

El primero de los tests que te van a hacer es un test de saliva. Para ello, la Policía o Guardia Civil recoge una muestras de tu saliva.

El test de saliva es un test indiciario y los resultados son sólo provisionales. Es decir, que sólo sirven para detectar si has consumido drogas, pero no indica la cantidad de drogas que has consumido.

Tampoco indica nada sobre los efectos que esa droga tenía sobre tu modo de conducir o sobre si tus capacidades para conducir se veían mermadas o perjudicadas.

El test evidencial

Si el test, da positivo, te van a tomar una segunda muestra de saliva. Esta segunda muestra la van a llevar al laboratorio para que la analicen.

Este segundo análisis es el que se va a utilizar como prueba contra ti en juicio (test evidencial) y sirve para comprobar el tipo de sustancia que has consumido y cuánta cantidad.

Los síntomas de haber consumido

Los agentes hacen también una valoración basada en los síntomas externos para determinar si has consumido drogas. Por ejemplo, si estás nervioso, si estás sudando o si te tiemblan las manos.

Estos signos son un indicio de que has consumido alguna droga. Pero también pueden ser signos de que estás muy nervioso, quizás porque es la primera vez que te paran en un control, por lo que la opinión del agente es algo que tu abogado puede intentar rebatir en juicio.

El agente redactará un acta donde anotará los signos externos que parecen indicar que has consumido alguna droga.

Si has dado positivo por drogas, pero no hay ningún signo externo de que las hayas consumido, el agente debería dejarte marchar con tan sólo una multa.

La detención

Pero si el agente aprecia signos externos de que has consumido drogas, entonces te llevarán detenido y tu coche quedará inmovilizado.

El test de contraste

Puedes solicitar un análisis de sangre para intentar demostrar que no has consumido drogas. Es lo que se llama un test de contraste. Si lo solicitas, debes saber que si sale positivo estás obligado a pagarlo.

Los agentes te llevarán a un centro médico donde personal cualificado te tomará una muestra de sangre. Esta muestra, junto con la muestra de saliva, se enviará al laboratorio.

Los resultados del análisis los envía directamente el centro médico al juzgado de guardia, por lo que los agentes que te han detenido no conocen los resultados. Aún así, te van a imputar un presunto delito contra la seguridad vial por el hecho de haber apreciado signos externos de que has consumido drogas.

El análisis de las muestras

La muestra de saliva y la de sangre (caso de que la hayas solicitado) se llevan a un laboratorio para su posterior análisis.

Las máquinas del laboratorio son muy sensibles y pueden detectar partículas de droga muy pequeñas (hasta un nanogramo). Esto significa que pueden detectar drogas que tomaste hace varios días.

Los resultados del análisis

Si la cantidad de droga detectada es muy pequeña, te pondrán una sanción administrativa, con una multa de 1.000€ y retirada de seis puntos del carnet de conducir.

Si la cantidad de droga detectada es mayor, te pueden imputar un delito contra la seguridad vial y ponerte a disposición judicial.

Entre las drogas que detectan los análisis de saliva y sangre están las siguientes drogas ilegales:

  • Cannabis
  • Cocaína
  • Ketamina
  • LSD
  • Ecstasy
  • Metanfetamina

El cannabis es la droga ilegal más utilizada por los conductores que conducen bajo la influencia de alguna droga.

¿Qué pasa si te niegas a someterte a un test de drogas?

Si te niegas a que te tomen una muestra de saliva, la Policía o Guardia Civil te van a volver a pedir que te sometas al test, así hasta una tercera vez.

El agente redactará un acta indicando que te has negado a que te hagan la prueba y anotará los indicios que ve y que le hacen pensar que has consumido drogas.

Negarse a someterse a un test de drogas cuando te lo pide la Policía o la Guardia Civil es un delito castigado con seis meses de prisión y retirada del carnet durante un año.

Por eso, lo mejor es someterse al test de drogas y luego intentar rebatir durante el juicio que la droga afectara a tu conducción.

Si no te niegas que te hagan el test, pero no cooperas con los agentes, por ejemplo, no abres la boca, o actúas de manera que los agentes no puedan hacer su trabajo, se considera igual que si te negaras al test y por tanto te van a imputar un delito como si te hubieras negado al test.

Cómo detecta la Policía o la Guardia Civil signos de que has consumido drogas

La Policía intenta ver síntomas externos para detectar el uso de ciertas drogas. Por ejemplo:

La cocaína provoca la dilatación de la pupila y ojos rojos, ya que la cocaína eleva la presión arterial y hace que se rompan los vasos sanguíneos. También hace que seas más agresivo.

El éxtasis, una droga sintética que tiene efectos estimulantes, provoca movimientos involuntarios de los ojos.

El cannabis provoca un enrojecimiento de los ojos.

El LSD provoca una dilatación de las pupilas y enrojecimiento de los ojos.

Cuál es el castigo por conducir bajo la influencia de las drogas

Las consecuencias de conducir bajo los efectos de las drogas dependen de que la denuncia se tramite por la vía penal o por la vía administrativa.

Si la denuncia se tramita por vía administrativa, te van a poner una multa de mil euros y te van a quitar 6 puntos del carnet de conducir.

Si se trata de sustancias tóxicas como la cocaína y esto afecta a tu conducción, la denuncia se tramitará por la vía penal. En este caso te pueden imponer una pena de prisión de entre 3 y 6 meses, que el juez puede sustituir por una multa de entre 6 a 12 meses. También tendrás que realizar entre uno y tres meses de trabajos en beneficio de la comunidad y te van a retirar el carnet de conducir, como mínimo, durante un año.

Estas consecuencias pueden ser más severas si has causado algún daño a la propiedad de un tercero, porque serías responsable de compensar al propietario por los daños que has causado.

Las cosas pueden ser aún peores si alguien resulta herido o muere en un accidente provocado por tu conducción. En este caso podrías acabar en la cárcel hasta 14 años.

Qué defensa hay ante una detención por un delito de conducción bajo la influencia de la droga

Al contrario que con el consumo de alcohol, la ley no establece una tasa máxima de droga por encima de la que no se puede conducir un vehículo de motor.

Para imputar un delito, la Policía o Guardia Civil utiliza criterios subjetivos en base a distintos síntomas que percibe en el conductor y a la cantidad detectada en la muestra.

El agente se fijará en signos externos que delaten dicha consumo y el efecto que tiene sobre la conducción. Como se trata de la apreciación del agente, tu abogado puede intentar desacreditar el criterio del agente durante el juicio.

Dependiendo de la cantidad detectada, también se puede argumentar que la droga se tomó hace ya bastante tiempo y que no afectaba a tu conducción, por lo que no hay motivo para imputar un delito que tiene pena de cárcel.

Si no queda probado que la droga consumida tenía efectos apreciables sobre tu conducción, el juez puede decretar que se archive la denuncia.