Qué hacer si te detienen por tráfico de drogas (vender droga)

¿Te han detenido por tráfico de drogas (vender droga)? En este artículo te explicamos lo que debes hacer si te te detienen por tráfico de drogas o venta de drogas.

qué hacer si te detienen por tráfico de drogas

Qué se entiende por delito de tráfico de drogas (vender drogas)

Hay mucha confusión entre la tenencia de drogas para consumo propio y la tenencia de drogas para traficar con ellas (vender droga). Lo primero se considera una infracción administrativa y se castiga sólo con una multa, pero lo segundo es un delito se castiga con pena de cárcel.

Por lógica, parece que la diferencia entre la tenencia para autoconsumo y la tenencia de drogas para el tráfico debería estar en el destino de la droga, no en la cantidad. En la práctica, el criterio que utilizan los jueces para diferenciar entre el consumo de drogas y el tráfico de drogas es principalmente la cantidad de droga que lleves encima.


Gasco Abogados

Abogado de Madrid especialista en tráfico de drogas

C/ Bravo Murillo, 377 (Madrid)

Tfno. 913 642 363 – Tfno. urgencias 616 456 159

PRIMERA CONSULTA GRATUITA


Según aparece en nuestro Código Penal, el delito de tráfico de drogas (vender droga) se castiga con un mínimo de 3 años de cárcel si se trata de drogas duras (por ejemplo, la cocaína o la heroína) y un mínimo de 1 año de prisión si se trata de drogas blandas, principalmente el cannabis.

La posesión de droga para consumo propio no está prohibido en España, salvo que el consumo se haga en la vía pública, que se considera una infracción administrativa que se castiga con una multa de 600€. ¡Ojo!, si te pillan una segunda vez en los próximos dos años, la multa es de 10.000€, no es ninguna broma.

A partir de qué cantidad de droga se considera delito de tráfico

Los jueces utilizan la siguiente tabla para decidir si la cantidad que llevas encima es constitutiva de un delito de tráfico de drogas. La cantidad depende del tipo de droga, ya que la dosis varía de unas drogas a otras.

De hecho, el criterio que utilizan los jueces para condenar a alguien por tráfico de droga es la cantidad necesaria para el consumo personal durante 5 días. A partir de esta cantidad, se considera delito de tráfico de drogas.

Estas son las cantidades para cada una de las distintas drogas:

  • Hachís: 25 gramos
  • Marihuana: 100 gramos
  • Cocaína: 7,5 gramos
  • Heroína: 3 gramos
  • Metadona: 1,2 gramos
  • Anfetamina: 900 miligramos
  • LSD (ácido): 3 miligramos
  • MDEA (éxtasis): 1440 miligramos

Llevar encima más de esta cantidad de droga se considera siempre un delito de tráfico de drogas.

Importante: Si llevas encima menos de esta cantidad de droga, pero la Policía tiene pruebas de que estás traficando con drogas (por ejemplo, si te graban vendiendo droga), también te van a imputar un delito de tráfico de drogas.

Cuándo imputa la Policía un delito de tráfico de drogas (venta de drogas)

Además de pesar la cantidad de droga que lleves encima, la Policía utiliza otros criterios para imputar un delito de tráfico de drogas. Por ejemplo, muchas veces, los pequeños traficantes o «camellos» no llevan encima más que la cantidad permitida para el autoconsumo, con el fin de evitar que les imputen un delito de tráfico de drogas. Pero eso no supone que no se les pueda imputar un delito en base a ciertos indicios.

Si la cantidad de droga que llevas encima no supera la cantidad permitida, pero la Policía sospecha que te dedicas al tráfico de drogas, intentará buscar otros indicios que le ayuden a saber si realmente eres un consumidor de drogas.

Aquí tienes los indicios que busca la Policía para imputar un delito de tráfico de drogas:

  • El indicio más importante que utiliza la Policía para imputar un delito de tráfico de drogas es la cantidad de droga que lleves encima. Si la cantidad supera la establecida en la tabla anterior, se presupone que te dedicas al tráfico de drogas.
  • Si te pillan bajando de un avión procedente del extranjero con droga, también se presupone que te vas a dedicar al tráfico.
  • Si te pillan cerca de un lugar donde habitualmente se trafica con droga sin un motivo aparente, también supone un indicio de que colaboras con los traficantes, quizás realizando labores de vigilancia para ellos.
  • Si no puedes acreditar que eres consumidor de drogas, entonces se supone que cualquier cantidad que lleves encima se destina a la venta.
  • Si te pillan con dinero en efectivo que se corresponde con el tipo de droga que vendes. Para que lo entiendas, te voy a poner un ejemplo. Supongamos que un pequeño traficante, un «camello» como se dice popularmente, vende marihuana en bolsas pequeñas, los popularmente conocidos como «chivatos» o «chivatas». Supongamos que cada bolsa se vende a 20€ y que cuando la Policía lo detiene lleva encima 5 bolsas y 100€ en billetes de 20€. En este caso, la Policía presupone que esos 100€ proceden de la venta de 10 bolsas de marihuana, por ser la explicación más plausible.
  • Si a tu domicilio acuden muchas personas sin un motivo aparente, y cada visita dura apenas unos minutos, la Policía sospecha que tienes lo que se conoce como un «narco-piso» y que te dedicas al tráfico de drogas. Si a esto se une que tienes antecedentes por tráfico o has sido detenido anteriormente por este delito, las sospechas son mayores.
  • Si llevas encima algún instrumento utilizado frecuentemente para el tráfico de drogas, como una báscula, material para «cortar» o mezclar la droga, máquinas para contar dinero o tests para medir la pureza de las diferentes drogas, se intuye que te dedicas al tráfico de sustancias prohibidas.

En base a las pruebas que aporte al Policía, el juez tiene que decidir si eres tan sólo un consumidor habitual de droga (algo que no está penado en España) o bien eres un vendedor de drogas que lleva encima tan sólo una pequeña cantidad para que no le imputen un delito de tráfico de drogas, pero que tiene escondido en un lugar cercano más droga para vender.

Agravantes del delito de tráfico de drogas (venta de drogas)

El principal agravante del delito de tráfico de drogas es cuando la cantidad de droga que llevas encima supera una cierta cantidad. A partir de esta cantidad se considera que se trata de un delito grave. Este agravante del delito de tráfico de droga es lo que popularmente se conoce como la notoria importancia.

Estas son las cantidades que los jueces consideran como notoria importancia (son el equivalente a 500 dosis) con un error de +/- 5%:

  • Cannabis (hachís): 2,5 Kg.
  • Resina de hachís: 300 gr.
  • Heroína: 300 gr.
  • Morfina: 1.000 gr.
  • Cocaína: 750 gr.
  • Metadona: 120 gr.
  • Marihuana: 10 Kg.
  • LSD (ácido): 300 mg
  • MDMA (éxtasis): 240 gr.
  • Anfetaminas: 90 gr.

Qué hacer si te detienen por traficar con drogas (vender drogas)

Si te detienen por un posible delito de tráfico de drogas, aquí tienes algunos consejos que pueden resultar útiles en tu caso:

No hables con nadie de tu caso, especialmente por teléfono

Lo primero, no hables con nadie, ni por teléfono ni en persona, sobre cualquier cosa relacionada con tu caso. Esto incluye a tu familia, tus amigos, o los compañeros de celda en el calabozo. ¿Por qué? Porque las llamadas desde la cárcel se graban y lo último que quieres es que te graben antes del juicio admitiendo que has cometido un delito de tráfico de drogas.

Además, tus compañeros de celda puede que decidan hablar con la Policía o con el fiscal con el fin de obtener algún tipo de beneficio para su propio caso.

Busca un buen abogado penalista

A continuación, deberías buscar un buen abogado penalista que esté especializado en tráfico de drogas. Pero no acudas a cualquier abogado, busca un abogado penalista especializado en tráfico de drogas.

No declares en comisaría

Tu abogado es la persona indicada para decidir si debes declarar en comisaría o esperar a que te pongan a disposición judicial, pero por regla general, lo mejor es acogerse a tu derecho a no responder a las preguntas de la Policía y esperar a que te pongan a disposición judicial para dar cualquier explicación.

Normalmente, lo que digas en comisaría se va a utilizar en tu contra durante el juicio, por eso lo más sensato suele ser no decir nada. No creas a la Policía si te dice que lo mejor es cooperar y admitir tu culpa, porque una vez que has admitido un delito, no resulta creíble desdecirse y decir que realmente no querías declarar eso, o decir que la Policía te ha presionado, aunque sea verdad.

Una vez que tienes un buen abogado, es muy probable que haga lo siguiente:

Solicita que te pongan en libertad

Lo primero que va a hacer tu abogado es pedir que te pongan en libertad, quizás pagando una fianza. La cantidad de la fianza la pone el juez, pero tu abogado puede solicitar que se tengan en cuenta tus circunstancias personales para que la cantidad sea la menor posible.

Un buen abogado puede conseguir que una fianza de 250.000€ quede en tan sólo 25.000€.

Solicita que te hagan un análisis de sangre

Mediante un análisis de sangre realizado por un médico, puedes demostrar que eres consumidor habitual de drogas. Si no puedes demostrar que eres consumidor de drogas, te van a imputar un delito de tráfico de drogas aunque lleves una cantidad de droga inferior a la legalmente permitida.

Por eso, tu abogado, lo primero que va a solicitar a la Policía, es que te hagan un análisis de sangre en un hospital o en un centro médico autorizado.

Solicita que se pese la cantidad de droga incautada

Lo primero es saber si la cantidad de droga incautada supera la cantidad permitida para el autoconsumo. La Policía suele pesar la droga de oficio tras la incautación, sin que se lo tenga que solicitar tu abogado.

Solicita un análisis de la pureza de la droga

Es importante conocer la pureza de la droga para determinar si la cantidad incautada supera el umbral del agravante de notoria importancia, lo que agrava la pena por el delito de tráfico de drogas.

Por ejemplo, si la Policía te detiene con 1 kg de cocaína, a simple vista se diría que se trata de una cantidad que supone el agravante de notoria importancia. Sin embargo, si la pureza de la cocaína es del 70%, entonces sólo computa como una alijo de 700 gramos. Esta cantidad de droga está por debajo de la cantidad para aplicar el agravante de la notoria importancia, lo que supone un delito de tráfico, pero no se trataría de un delito agravado, por lo que la pena sería menor.

La marihuana y el hachís no suelen estar adulteradas, por lo que tan sólo se tiene en cuenta el peso de la cantidad incautada para saber si se debe aplicar o no el agravante de «notoria importancia».

La Policía también suele analizar la pureza de la droga de oficio, sin necesidad de que se lo solicite tu abogado.

No autorices a la Policía a entrar en tu domicilio si no llevan una orden judicial

El domicilio es inviolable y la Policía no puede entrar a hacer un registro sin una orden judicial, a menos que tú se lo autorices. Si prohibes a la Policía a entrar en tu casa sin una orden judicial, entonces puede que no tengan ninguna prueba de que te dedicas al tráfico de drogas.

Cuantas menos pruebas tenga la Polilcía de que te dedicas al tráfico de drogas, más difícil le resultará al fiscal demostrar en juicio que eres culpable de haber cometido un delito. En caso de que queden dudas sobre tu autoría o sobre el hecho en sí, el juez está obligado a declarar no culpable al acusado.

Solicita el Habeas Corpus

La Policía sólo puede detenerte si tiene pruebas de que que estás cometiendo un delito en esos momentos. Si te detienen sin un motivo aparente, la detención puede ser ilegal. En este caso, tu abogado puede solicitar el Habeas Corpus, lo que obligaría a la Policía a ponerte inmediatamente a disposición judicial y el juez tiene 48 horas para decidir si te deben poner en libertad inmediatamente.

Inscríbete en un programa de rehabilitación

El hecho de que estés en un programa de rehabilitación de drogas puede ser tomado por el juez como un atenuante y reducir considerablemente la pena por tráfico de drogas. Por ejemplo, podría reducir la pena de 3 años a sólo un año y suspender la pena.

Seguir un tratamiento de rehabilitación demuestra que tu intención es llevar una vida normal y no volver a delinquir. También demuestra que eres una persona con un problema de adicción a las drogas y que es tu adicción la que te ha obligado a delinquir.

Para demostrar el atenuante de rehabilitación, tu abogado solicitará un certificado al centro responsable del programa de rehabilitación.

La defensa de un delito de tráfico de drogas durante el juicio

Un buen abogado penalista especializado en tráfico de drogas es el más indicado para diseñar una estrategia de defensa para tu caso, pero aquí tienes algunas ideas para tu estrategia de defensa:

La validez de las pruebas en tu contra

Un buen abogado sabe si las pruebas se han obtenido de manera legal por la Policía, por ejemplo, si los registros en tu domicilio se han hecho con un mandato judicial. En caso contrario, tu abogado puede pedir al juez que no admita la prueba de cargo. Si prueba de que llevabas droga encima o de que la guardabas en tu domicilio, el juez no te puede condenar por un delito de tráfico de drogas.

Igualmente, un buen abogado penalista sabe si el registro de tu coche se hizo de manera legal respetando todos tus derechos o se hizo sin respetar tus derechos. En este último caso, tu abogado podría solicitar que no se tengan en cuenta ninguna de las pruebas obtenidas en un registro ilegal de tu automóvil.

Las circunstancias atenuantes

Un buen abogado penalista sabe cuándo se pueden alegar circunstancias atenuantes para que el juez reduzca la condena. En el caso de un delito de tráfico de drogas, tu abogado puede conseguir que el juez tenga en cuenta alguna circunstancia atenuante y reduzca la pena de 3 años a 1 sólo. Normalmente, el juez suspendería la pena y no entrarías en prisión.

El principal atenuante que puede alegar tu abogado es la escasa cantidad de droga que llevabas encima cuanto te detuvo la Policía.

Otra circunstancia atenuante es que eres consumidor habitual de drogas y que la droga que llevabas encima era para tu consumo.

Muchos detenidos por tráfico de drogas son en realidad consumidores habituales de una droga que habían comprado una cantidad mayor de la permitida pero que la van a dedicar al autoconsumo, no al tráfico. El juez puede tener en cuenta este hecho y atenuar la pena del tráfico de drogas, ya que quedaría la duda de si en realidad la cantidad que llevabas encima era para el autoconsumo.

Otro atenuante que puede alegar tu abogado que es tus facultades para tomar decisiones estaban mermadas por culpa del consumo de drogas, y por eso has cometido un delito de tráfico.

Puede también darse el caso de que un tercero te haya obligado a traficar, por ejemplo, para luego suministrar la droga que necesitas para tu adicción.

Otro atenuante es la situación económica en que te encuentres. Muchos pequeños traficantes son en realidad personas que están pasando por un momento de falta de dinero o han perdido su trabajo y deciden traficar con droga, por ejemplo, trayendo droga de un país productor, como puede ser Colombia, tan sólo para sacar un dinero con el que mantener a su familia o pagar alguna deuda.

Un abogado especialista en el delito de tráfico de drogas es la persona más indicada para saber si alguno de los atenuantes que hemos mencionado se puede aplicar en tu caso y deberían mencionarse durante el juicio.